No cede la resistencia a la beatificación: Corrientes y Chaco plantan bandera

 

Por Juan Carlos Monedero (h)

La resistencia a la beatificación de Mons. Enrique Angelelli –que tuvo lugar este pasado 27 de abril, bajo responsabilidad del Papa Francisco y la Santa Sede– está aún en plena ebullición, y han rebrotado cientos de artículos de información al respecto. Téngase presente que hasta el mismísimo Monseñor Antonio Juan Baseotto (C. Ss. R., quien fuera Obispo Castrense de la Argentina) ha cuestionado públicamente esta beatificación[1].

El extinto Mons. Angelelli era de nacionalidad argentina y es en este país donde literalmente han llovido cataratas de denuncias, protestas, rechazos, lo que ha suscitado una gran controversia en el seno mismo de los fieles. El cuestionamiento proviene, fundamentalmente, por el hecho de que la beatificación pretende presentar a Angelelli como una víctima asesinada por odio a la fe (lo que constituye el martirio), cuando en realidad falleció en un accidente automovilístico. Asimismo, hay una ingente base documental que probaría que la vida de Angelelli no fue digna de encomio por parte de un cristiano.

La mayoría de estas denuncias (no todas) habían sido a través de las redes sociales pero fue una sorpresa que, en la última semana, tanto la provincia de Corrientes como Chaco fuesen objeto de acciones de otro tipo. En efecto, afiches titulados “La beatificación de Angelelli es una traición a Cristo, a la Iglesia y a la Patria” fueron estampados en las inmediaciones de la Iglesia Catedral de Corrientes, llamada Nuestra Señora del Rosario, en la capital de la provincia. También en las parroquias Santuario Santísima Cruz de los Milagros, Santa Rita, Santa Rosa de Lima, San Benito, Nuestra Señora de Pompeya, Nuestra Señora de Itatí y Sagrado Corazón de Jesús. Los afiches, firmados por “Vanguardia Nacionalista”, aparecieron próximos también a las iglesias San Francisco Solano, Nuestra Señora de La Merced y del monasterio de las Hermanas Clarisas.

En Chaco, la propaganda contra el acto de beatificación de Mons. Enrique Angelelli se concentró en la ciudad de Resistencia. Los transeúntes que pasaron por la catedral, llamada San Fernando Rey, seguramente habrán visto estos afiches. Otro tanto quienes caminaron las cuadras próximas a las parroquias San Javier, Nuestra Señora de Itatí, Nuestra Señora de la Asunción, San Juan Bautista, San Roque, Santa Teresita y María Auxiliadora.

Mons. Enrique Angelelli fue una de las piezas claves de la “Teología de la Liberación” en la Argentina. Esta corriente es considerada por los católicos como una infiltración marxista de la fe, dado que invoca algunos conceptos bíblicos –como la lucha contra la injusticia, en favor de los oprimidos– pero reinterpretándolos en clave marxista, a fin de llevar agua al molino de esta ideología. Asimismo, circuló especialmente en las últimas semanas una foto donde Mons. Angelelli aparecía celebrando una misa, y atrás suyo una bandera de la agrupación Montoneros.

Montoneros fue una de las organizaciones terroristas que, en los años 70’, asoló la Argentina ejecutando constantes actos de robos, secuestros, asesinatos. Este grupo había sido impulsado por el ex presidente Juan Domingo Perón y trabajaba muy cerca de otras agrupaciones tales como Juventud Peronista, el Partido Revolucionario de los Trabajadores (P.R.T.) y el Ejército Revolucionario del Pueblo (E.R.P., brazo armado del P.R.T.), esta última también responsable directamente de innumerables asesinatos. Montoneros hace su aparición pública el 1º de junio de 1970, tomando la vida del ex presidente militar Pedro Eugenio Aramburu. Entre otros asesinatos y secuestros famosos, Montoneros ultimó al dirigente gremial José Ignacio Rucci (1973) y secuestró a los hermanos Born (1975), pidiendo como recompensa la cifra más elevada en la historia de los secuestros.

Mons. Enrique Angelelli murió en un accidente automovilístico el 4 de agosto de 1976, en la provincia de La Rioja, cuando el auto manejado por otro sacerdote, Arturo Aldo Pinto, volcó fatalmente.

 

[1] http://www.infocatolica.com/blog/notelacuenten.php/1810190909-mons-baseotto-en-contra-de-la

4 Replies to “No cede la resistencia a la beatificación: Corrientes y Chaco plantan bandera”

  1. Todos los argentinos de buena memoria y sentido común sabemos que la beatificación de Mons. Angelelli y cía. es una aberración, una traición a la Iglesia y a la Patria. Qué pena! Cuánta confusión han producido dentro y fuera de la Iglesia los responsables! Evidentemente, hay dentro de la Iglesia una infiltración filomarxista que ha llegado a las más altas esferas. Qué difícil se nos hace ahora a los católicos defenderla! Ni siquiera podemos justificar a ciertos pastores, lobos con piel de cordero, que con el pretexto de la Misericordia permiten todo tipo de abusos. La Virgen proteja y fortalezca a la verdadera Iglesia, que es la que sigue a Cristo, al Magisterio y a la verdadera doctrina!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *