Vacunas COVID: no saben por cuánto tiempo durará la protección. Lo dicen ellos

 

Por el Lic. Juan Carlos Monedero (h)

 

Un perspicaz amigo nos desliza un dato que, como una auténtica “confesión de parte”, habilita la consabida sentencia: “relevo de prueba”. Es decir, todos los que venimos descubriendo las distintas fisuras del discurso de la OMS en torno a la pandemia, los que constatamos los estragos producidos por la cuarentena en la Argentina y en todo el mundo, los que denunciamos la manipulación de las cifras de muertos y contagiados (y un largo etcétera que en atención a la brevedad omitiremos), obviamente no guardamos ningún tipo de confianza para con las vacunas contra el COVID. En efecto, nos parece que en base a las distorsiones mencionadas se ha creado la necesidad de una vacuna y ahora se vende la solución a esa falsa necesidad con las campañas masivas de vacunación.

No nos detendremos en lo embarazoso que resultó para Axel Kicillof anunciar en estas últimas horas la suspensión de la vacunación en La Plata bajo el poderoso argumento de que River tenía que jugar un partido de fútbol[1], para luego dar marcha atrás con la medida, una vez advertido el escándalo producido.

Nos referimos a algo más fino y que por el momento no ha tomado conocimiento público: en efecto, como en una película de terror que nunca se acaba, mientras más escarbamos en el tema de las vacunas más datos turbios surgen. Y esta vez, nuestro amigo D. nos acerca un dato verdaderamente “esencial” sobre tres vacunas: Sputnik, Sinopharm y Covishield.

La Vacuna Sputnik

 

El dato es terriblemente simple y sencillo: las autoridades científicas del gobierno argentino no saben durante cuánto tiempo protegen estas tres vacunas contra el COVID. En efecto, según el propio pdf emanado por la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles (dependiente del Ministerio de Salud de la Argentina), ellos mismos afirman en relación a la Vacuna Sputnik:

 

“Actualmente se desconoce el título de anticuerpos considerado protector y la duración de la protección” (pág. 11)[2].

La Vacuna Sinopharm

 

También desconocen por cuánto tiempo protege la Vacuna Sinopharm. En efecto, si hacemos click aquí[3] seremos dirigidos a una plataforma en la cual podremos descargar el pdf del manual del vacunador. Directo a la pág. 8:

 

“Actualmente se desconoce el título de anticuerpos considerado protector y la duración de la protección otorgada por dicha vacuna”.

 

En la pág. 18 se recalca que Dado que existe información limitada en relación a la efectividad de la vacuna en la población; su capacidad para reducir la enfermedad, la gravedad o (fundamentalmente) la transmisión; y a cuánto tiempo dura la protección que confiere, las personas vacunadas deben seguir respetando todas las pautas actuales de cuidado, para protegerse a sí mismos y a los demás. Entre ellas se incluyen…” y luego enumera todas las medidas, barbijo y distanciamiento incluido. Comentemos el párrafo, poniendo la lupa en esta frase que ellos apenas dicen como a la pasada:

 

  • Existe información limitada en relación a la efectividad de la vacuna en la población;
  • Existe información limitada en relación a la capacidad de la vacuna para reducir la enfermedad;
  • existe información limitada en relación a la capacidad de la vacuna para reducir la gravedad;
  • existe información limitada en relación a la capacidad de la vacuna para reducir la transmisión.

 

Pero hay más, estimado lector. En la pág. 14 de este manual del vacunador Sinopharm leemos: “No se recomienda en ningún caso el dosaje de anticuerpos post-vacunación para evaluar la inmunidad contra la COVID-19 proporcionada por la vacuna”. ¿Qué significa esto? El dosaje de anticuerpos post-vacunación es un procedimiento que determina si la persona recién vacunada debe recibir un refuerzo o no. Es algo habitual, y se hace con otras vacunas. En el dosaje, se mide el sistema inmunológico de la persona para conocer si este sistema tiene la capacidad de defensa. Ahora bien, ¿cómo que el propio manual no lo recomienda? ¿Por qué se recomienda no conocer esto? ¿Acaso porque se teme el impacto que tendrá este dato en los vacunados?

 

La Vacuna Covishield

 

Vayamos por último a la Vacuna Covishield. En la página 15 del manual del vacunador (que puede consultarse aquí[4]) leemos, otra vez:

 

“Actualmente se desconoce el título de anticuerpos considerado protector y la duración de la protección otorgada por dicha vacuna”.

 

Asimismo, otra vez leemos: “No se recomienda en ningún caso el dosaje de anticuerpos post-vacunación para evaluar la inmunidad contra la COVID-19 proporcionada por la vacuna” (pág. 25).

Ahora bien, dejamos la pregunta para que responda el lector: ¿esta es la solución que tanto el gobierno como el periodismo adicto nos dibujan como si fuera la última Coca Cola del desierto?

[1] Cfr. https://bit.ly/3t3wfRi (noticia del 7 de abril del 2021).

[2] Cfr. https://bit.ly/3sXEwWR (pág. 11). Fecha de publicación: 10 de febrero del 2021.

[3] Cfr. https://bit.ly/3t263GN (pág. 8). Fecha de publicación: 28 de febrero del 2021.

[4] Cfr. https://bit.ly/3uxzK2E. Fecha de publicación: 18 de febrero del 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *